La nicotina produce lesiones en las encías y la lengua

Según los especialistas, la boca también se queda sin defensa. Los fumadores empedernidos no pueden hacerse implantes dentales.

Edición Impresa: sábado, 28 de mayo de 2011
La nicotina produce lesiones en las encías y la lengua

El cigarrillo puede producir lesiones en los tejidos blandos de la boca.

Notas relacionadas

Paola Bruno - pbruno@losandes.com.ar

Los efectos negativos del cigarrillo para la salud también se evidencian en las piezas dentales. La boca sufre la acción de la nicotina sobre los dientes, al mostrar una coloración amarilla y sobre los tejidos más sensibles. Las personas que fuman más de veinte cigarrillos por día no pueden hacerse implantes dentales, ya que estos no logran integrarse al hueso por el debilitamiento que sufre la cavidad bucal.

La nicotina tiene un efecto vasoconstrictor, es decir, disminuye el calibre de los vasos sanguíneos y esto hace que baje la posibilidad de que el implante se integre al hueso. "Por ejemplo, un fumador de más de veinte cigarrillos por día no puede hacerse un implante dental, no sería exitoso", argumentó Alberto Martín, decano de la Facultad de Odontología de la UNCuyo y presidente de las XI Jornadas Latinoamericanas de Odontología, que hoy concluyen en la provincia.

Este tópico es uno de los abordados en este encuentro internacional que se desarrolla desde el jueves en el Hotel Sheraton y que ha contado con la presencia de los diez decanos de las facultades de Odontología de todo el país (tanto de gestión pública como privada). "Trataremos la relación del cigarrillo con los implantes dentales. Es importante recordar que esto es sólo uno de los múltiples problemas que fumar trae a la boca", recalcó Martín antes de comenzar el encuentro.

El cigarrillo, además de ser un irritante crónico, puede producir lesiones en los tejidos blandos de la boca, como: encías, mucosa y lengua. "La nicotina tiene un efecto vasoconstrictor sobre el sistema de microcirculación del tejido blando, es decir, la encía. Esto hace que no haya oseointegración; el implante (que es de titanio) no se adhiere al hueso", manifestó Silvia Grilli, profesora de las materias Clínica Preventiva I y II de la carrera de Odontología de la UNCuyo.

Es importante recordar que los implantes dentales tienen un valor aproximado que va desde los 1.500 pesos hasta los 2.500 pesos y que las obras sociales no lo cubren.

También, la nicotina inhibe la liberación propia de inmunidad en la boca, "se queda sin defensas para poder protegerse", enfatizó Grilli. A la nómina de problemas que genera en la boca esta sustancia se suma la coloración amarilla, pero aquí el daño es menor. "Sólo se trata de algo estético, que se puede eliminar con un pulido y no produce descalcificación", dijo la profesora universitaria.

¿Y en los niños?

La odontóloga Grilli señaló que trabajar en la educación y prevención desde la infancia es fundamental para que los implantes no sean necesarios. Ya se ha dicho que en la actualidad 30 por ciento de los chicos tiene caries. La meta es revertir esta situación.

Para la especialista, el primer paso es educar a los padres, ya que el principal problema en los más chicos es el excesivo consumo de gaseosas y dulces. "Es clave que los más grandes entiendan que si los chicos ingieren gaseosa y no se lavan los dientes, ésta continúa trabajando sobre el diente y produce una descalcificación del esmalte", apuntó la odontóloga.

El alto contenido de azúcar de los alimentos, incluso en las bebidas de bajas calorías, produce una erosión en la placa dental. Por eso, completó la docente, es fundamental educar en hábitos alimentarios, información de los alimentos en relación a las caries y enseñanza del uso del cepillo de dientes.

Es recomendable que los chicos visiten al odontólogo dos veces por año, para conocer en qué estado está la boca y no llevarlos únicamente cuando hay dolor.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados